Antigua villa marinera perteneciente a la comunidad autónoma de Cantabria y bañada así mismo por el Mar Cantábrico.

Asentada entre los cabos “Queijo” y “Machichaco”, se encuentra a 35 kilómetros de Bilbao y a 66 kilómetros de Santander.

En su cercanía cuenta con diversos arenales, a lo largo de la costa cántabra y vasca.

 

Castro cuenta con dos playas y un magnifico solárium, con largas y cómodas escaleras de acceso directo a la bahía, con una excelente zona de baños.

Castro data de la época romana, y está rodeada por pequeñas montañas de piedra caliza, horadadas por cuevas naturales, con importantes vestigios prehistóricos.

 

 

Tiene un censo de unos cuarenta mil habitantes, que en los meses de verano se triplica.

Sus fiestas y competiciones deportivas, sobre todo el remo (regatas de traineras), sirven de jolgorio y alegría a todos sus habitantes y visitantes.

Con magníficos restaurantes y locales de ocio, la Pensión la Mar está situada en el centro del pueblo, a las puertas del casco viejo en una tranquila calle peatonal.